5/10/15

Mi primer DIY

Lo pensé mucho, sí. Le dí muchas vueltas antes de ponerme con este diy, por toda la cantidad de tutoriales que podemos encontrar por la red. Había que dedicarle mucho tiempo y ponerle muchas ganas y, sobre todo, para una perfeccionista como yo (me viene de serie, no tengo remedio). que saliera todo bien bonito. Pero han podido mucho mas las "ansias vivas" que tenía de explicaros como lo hago yo.

Solo espero que esté todo clarito y que el paso a paso os resulte fácil de seguir. Así que, allá vamos!!... 3, 2, 1, empezamos!!.

En este proyecto os voy a enseñar a decorar un lapicero de madera con servilleta de papel.




Lo primero, los materiales necesarios:



1. Lapicero de madera natural sin tratar.
2. Servilleta de papel decorada.
3. Cola para decoupage (aunque también vale cualquier cola blanca que tengáis por casa).
4. Pintura acrílica.
5. Papel para horno (en cualquier supermecado lo podéis encontrar).
6. Pinceles, tijeras y lija.
7. Barniz (yo lo utilizo al agua con acabado mate).
8. Plancha.



Nuestro primer paso será lijar muy bien la pieza de madera. A mí me gusta utilizar papel de lija para esto, pero podéis utilizar un taco de lija o cualquier otra de vuestra preferencia. Para este primer lijado es mejor utilizar una lija de grano grueso, para suavizar todas las imperfecciones que pueda tener la madera.
Lijamos y limpiamos bien.



Ya está la pieza preparada para pintar. En este paso toca dar la imprimación; aunque la imprimación no es estrictamente necesaria, pero siempre es conveniente tapar el poro de la madera para que cuando pintemos con la pintura acrílica, no la absorba en exceso.
Pero ya digo que en este proyecto no es necesario, ya que es un objeto pequeño que hemos lijado muy bien y por tanto, el acabado será bueno.

¡Ojo!, en la parte donde vamos a pegar la servilleta siempre es conveniente elegir colores claros, como el blanco o el marfil. Porque el papel de servilleta es tan fino que si lo pusiéramos sobre una superficie oscura, se perdería casi en su totalidad el diseño impreso, y no destacaría. Tened siempre en cuenta esto para futuros trabajos.

En este caso, vamos a pintar todo el frontal del lapicero de color blanco. La base y el interior los he pintado en un color turquesa. Damos una mano bien estirada de pintura y dejamos secar. Yo suelo dar dos manos y entre cada mano, le doy una "lijadita", para que al tacto quede suave.

Una vez pintado, vamos al paso mas importante... pegar la servilleta!!.
Si buscáis en internet "decoupage con servilleta", veréis que hay muchas formas de pegarla. De todos los sistemas que he probado y creedme, que han sido muchos, yo para superficies lisas y rectas, me decanto por este; porque es fácil, rápido y no deja practicamente arrugas.



Vamos a dar una mano generosa de cola para decoupage por toda la superficie del lapicero que queremos decorar, sin dejarnos ningún hueco o grieta que pueda tener la madera. Dejamos secar.



Una vez seca la cola, vamos a utilizar el calor para pegar nuestra servilleta. Y para eso empleamos una plancha, sin vapor, a media temperatura.
Mientras se calienta nuestra plancha, aprovechamos para quitarle a la servilleta las dos capas blancas que no nos sirven; lo haremos con cuidado para evitar roturas en la capa que vamos a utilizar. Podemos aprovechar el calor de la plancha y dar una pasada a la servilleta abierta, para alisar los pliegues  y despegar las capas mas fácilmente.




Colocamos la servilleta bien centrada y estirada en el frontal del lapicero y encima el papel de horno que nos protegerá  del calor directo.

Pasamos la plancha despacio, muy suavemente, haciendo un poco de presión, y teniendo mucha precaución de no quemarnos. Y, al retirar el papel de horno, comprobaremos que la servilleta ha quedado perfectamente pegada a la madera.



Una vez bien pegada toda la servilleta vamos a quitar el sobrante, y para eso, utilizamos una lija. Yo, como veis, utilizo una lija de uñas, que me resulta muy cómoda para los bordes; pero como dije antes, podéis utilizar cualquier tipo de lija que os guste.



El último paso es la protección de nuestro trabajo. Para eso tenéis dos opciones:

La misma cola con la que habéis pegado la servilleta que os servirá también como acabado. Pero siempre mezclándola con un poco de agua para que no esté tan espesa.

Barniz, que puede ser acrílico, que es el que utilizo yo, aunque podéis utilizar el que queráis.

Mi consejo: cuando apliquéis el barniz, hacedlo con un pincel de cerda muy suave y a pasadas largas, no carguéis  demasiado el pincel, para no humedecer mucho la servilleta y se estropee todo nuestro trabajo. Le damos varias manos para proteger bien; yo le suelo dar 3 o 4 manos. Os aconsejo que antes de dar la última capa de barniz, lijéis con una lija de papel muy fina, suavemente, para que nos quede una terminación perfecta.



Y decoupage terminado!!!.
Mirad que trabajo tan bonito ha quedado y que fácil y divertido.

Y, de verdad, que me encantaría saber mediante vuestros comentarios si el tutorial os ha parecido entretenido y de utilidad y, que si tenéis alguna duda o pregunta, y por supuesto, cualquier crítica que me queráis hacer... aquí estaré!!.
Muchas gracias por visitarme y hasta la próxima!!.

2 comentarios:

  1. ¡Pero qué bonito ha quedado! Gracias por el tutorial, nunca he usado esta técnica pero se ve tan claro en las imágenes que quizá me anime a decorar algo así :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!... y anímate a decorar con servilleta, verás que fácil y divertido, pero, cuidado!!... que engancha!!. Un abrazo.

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...